lunes, 28 de octubre de 2013

EL GENERAL ÁLAVA EN APSLEY HOUSE EN LONDRES

Este fin de semana he estado en London y he visto tres cuadros, por lo menos, donde estaba el General Álava.
 General Miguel Ricardo de Alava pintado por George DAWE, R.A. (1781-1829) de la Escuela Británica.
En el catálogo pone
General Miguel Ricardo de Álava (1771-1843)
Signed lower left: Geo. Dawe RA Pinxt Brussels 1818.
Canvas, 90 x 69,5 cm
wm 1477-1948

 Ésto hay en el paso subterráneo de APSLEY HOUSE a la estatua del DUQUE DE WELLINGTON
video








jueves, 24 de octubre de 2013

EL GENERAL ÁLAVA ENTRA EN VITORIA


El dibujo realizado por Manuel Angel Chavarri, nos muestra no sólo el fragor del combate, uniformes, espadas o material militar, sino también el aspecto que poseía la entonces "Plaza Vieja". Llaman la atención especialmente algunos elementos y edificios hoy desaparecidos como, por ejemplo, la Torre del Reloj que se levantaba sobre el portal de la calle Correría. La elaboración de la plancha se encargó a uno de los mejores grabadores de la época, el madrileño Esteban Boix. Se tiraron cuatrocientas láminas que se distribuyeron en junio de 1816 en conmemoración del tercer aniversario de la Batalla.
En 1820 una intervención militar francesa derribó al incipiente régimen liberal español y devolvió al rey Fernando VII  todos sus poderes como monarca absoluto. El General Álava, ardiente defensor del liberalismo, se vio obligado a exiliarse. El 25 de noviembre de 1823, los diputados absolutistas alaveses, encabezados por Valentín María de Verástegui lograron que la Diputación de Álava decretara la destrucción de todas las láminas existentes por representar la fígura de un proscrito enemigo del régimen. Algunas de las láminas lograron salvarse.
Sacado del folleto que se dio el 19 de octubre de 2013 a los asistentes a la conferencia de José Antonio Sáinz Varela en el Museo de Armeria de Álava a las 11,30
EL GENERAL ÁLAVA EN EL CEMENTERIO DE SANTA ISABEL EN VITORIA-GASTEIZ

jueves, 3 de octubre de 2013

EL VIEJO HOSPITAL

El primitivo hospital se encontraba emplazado en las afueras de la villa, no había alcanzado Vitoria el título de ciudad, se encontraba ubicado entre los actuales edificios del Banco de España y la casa de Correos, en la fachada posterior de esta se halla la placa que da nombre a tan pequeña calle y es el que ostentó el primer hospital: Nuestra Señora del Cabello, título este debido a la gran devoción que a la Santísima Virgen bajo esta advocación tuvo la familia del gran Canciller Pedro López de Ayala, cuyo hijo Fernan, junto con su esposa María Sarmiento fueron los fundadores, también distinguido popularmente como el de la plaza.
En el año 1419 el ayuntamiento les concedió licencia para su construcción.
En la noche de Navidad del año 1507, sufrió un gran percance que prácticamente lo destruyó. El ayuntamiento recogió a los enfermos en una casa que tenía en el Portal de Barreras, al final de la hoy calle Independencia, el ayuntamiento compartió este edificio con los propietarios titulares, al final este edificio se lo cedió al ayuntamiento uno de los propietarios Atanasio de Ayala en 1535.
Se intentó reconstruir el hospital quemado pero hubo falta de entendimiento tanto por las dificultades que ponía Pedro López de Ayala, Conde de Salvatierra, descendiente de los fundadores, como por la falta de dinero.
En 1520 se acordó la construcción "En el camino que traían los peregrinos llamado Romeaje", o sea en el mismo sitio que anteriormente, hasta 1525 no dieron comienzo las obras quedando enseguida interrumpidas hasta resolver las disputas con Los Ayala, se reanudo la construcción entre 1551 a 1556, para afrontar la financiación hubo que vender varias fincas rústicas y urbanas que eran propiedad del establecimiento y a la contribución del vecindario. Las obras se realizaron con los planos de un fraile Domínico Martín de Santiago. En 1539 se aprobaron los planos y se paso a llamar Hospital de Santiago, fue debido a que dicho Hospital Vitoriano era miembro del Archi-Hospital de Santiago de la ciudad de Roma. En 1590 le fueron agregados otros pequeños Hospitales que existían en la ciudad: Magdalena y Santa María.
Sacado del artículo de Enrique Cendoya Artaza publicado en la revista de blusas de Luken este agosto de 2013.
 
ga.js